Valor y reglas de decisión

«Valor» es una palabra muy densa. En su origen significa «fuerza». Es valiente quien lo tiene y valioso porque debe cuidarse.

La fuerza puede ser moral: El valor mueve nuestros actos como las fuerzas físicas mueven las cosas. Valorar puede ser dar fuerza (valora más a tus padres). o medir (valora la oferta), un valor puede ser un número (¿cuál vale más/menos?) y una función matemática puede ser evaluada (resuelta).

El valor puede ser el beneficio que las cosas ofrecen para la vida (utilidad) o la fuerza que mueve nuestros actos.

¿Cuánto vales? ¿Tienes el valor? ¿Te vale? ¿Qué valoras? ¿Qué vale? No se vale. Se vale por sí mismo.

Cuando Kuhn dijo que elegimos qué creer según nuestros valores, dijo muchas cosas a la vez.

Para tomar decisiones usamos reglas simples porque no podemos calcular un máximo de beneficio sin muchísimo trabajo. El ser humano que maximiza el beneficio es una caricatura.

Las reglas surgen de la valoración individual de las cosas, que es un asunto complejo.

Hay objetos imposibles que ameritan buscarse: un mundo justo, sin violencia, sin corrupción, sin violencia…

Ninguno surgirá sin trabajo, compromiso y una buena forma para evaluar su cumplimiento.

El compromio sólo puede mantenerse si las personas ganan más de lo que pagan al cumplirlo.

More Reading