Malas palabras

Durante la hackcompartición hubo un momento donde lo que dije ofendió a varios.

Me pidieron que cambiara mis palabras porque seguro había otras que expresaban mejor lo que quise decir.

Cuando dije «poder» no quise hablar de «dominio» o «imposición».

«Empoderarse» tiene que ver con: - poder comer, - poder reír, - poder viajar, - poder disfrutar nuestros días…

Cada quién es responsable de si gana o no esos poderes.

Considerando que valor significa fuerza podría decir «valorarse». Pero el sentido queda oculto. Quedo atento a otras propuestas.

Sin embargo creo que hay otro tema oculto con las malas palabras: poder, mercado, dinero y tantas otras.

No decir las malas palabras nos impide verlas, pensarlas, romperlas. No decir las malas palabras es tabú y negación (dos grandes fuentes de ignorancia).

Afirmar lo que es, como es, resulta algo infinitamente más serio, más elevado que cualquier «debería ser así», porque esto último, como crítica humana y arrogancia está un poco condenado al ridículo.

Friedrich Nietzche

No digo que hagamos de las malas palabras el objetivo, porque

Los medios de hecho son los fines en la mayoría de las actividades que tomamos.

Jacob Appelbaum

Pero sí digo que pensemos en las malas palabras, en por qué son malas, en por qué son necesarias y cómo podemos reinventarlas para construir

Un mundo donde quepan muchos mundos.

More Reading